Vestigios de la guerra en El Grado, La línea del Cinca

Mercedes SanchezNoticias, Somontano de Barbastro, Vestigios MilitaresLeave a Comment

En agosto de 1936, se comenzaría  la línea de defensa retrasada en el río Cinca con tres centros de resistencia situados en Monzón, Fraga y Gandesa. Se quería que en el caso de que las fuerzas republicanas se vieran obligadas a retroceder, tuvieran a su retaguardia una línea fortificada que sirviera de  abrigo, protección, y apoyo que lo proporcionaría tanto  el terreno como una bien entendida defensa, utilizando todos los elementos propios de la fortificación rápida de campaña.

La Línea del Cinca comenzaba en Broto seguía todo el curso del Cinca, atravesaba el río Ebro por Mequinenza y acababa en Horta de Sant Joan al sur de Gandesa. En total 120 km de línea fortificada  construida para evitar la invasión de Cataluña por el norte del Ebro.

Naval, El Grado, Estada, Castejón, Selgua, Monzón, Albalate, Binaced, Alcolea, Chamalera, Ballobar, Fonz poseen restos de estas fortificaciones defensivas, unas como Castejón, Selgua, Fonz o Mozón, restauradas, señalizadas y visitables, otras en período de restauración, aunque ya son visitables como ocurre en El Grado.

Los trabajos patrocinados por el Ayuntamiento, están siendo llevados a cabo por GRIEGC, (Grupo de investigación de espacios de la Guerra Civil),  ellos son los encargados de las visitas guiadas que han sido programadas para este verano.

La visitas comenzaron el pasado 13 de junio y están programadas para el 17 de julio, 7 y 12 de agosto, 18 de septiembre y 9 de octubre.

Se pueden visitar por libre ya que están muy bien señalizadas,

En la carretera A-2210, a la entrada del pueblo ya nos encontramos con un cartel que nos indica lo que podemos visitar

Siguiendo la misma carretera, nos encontramos la siguiente indicación,  un camino a mano izquierda  es el comienzo de la pista que nos llevara a un pequeño aparcamiento habilitado con capacidad para 8 coches, y donde se comienza la visita.

Google Maps

Diversos postes nos van indicando la dirección a tomar para visitar los dos nidos de ametralladoras y las trincheras

                             

Como digo, están muy bien señalizadas y se pueden visitar en cualquier momento, pero es un valor añadido hacerlo en las visitas guiadas que ha organizado el ayuntamiento, de la mano de Joel Ametlla, integrante de GRIEC,  un gran conocedor de La Línea del Cinca, (su tesis doctoral trata sobre ella).

Además de hacernos de guía, nos fue desgranando toda la información de esas posiciones, cuando se construyeron quienes fueron los que las realizaron, su utilización y su misión.

Pero de ello no voy a hablar, ya que no sería comparable a sus explicaciones.

Por la galería fotografía se puede comprobar lo visitable,  las impresionantes vistas desde los nidos de ametralladoras, las pistas de acceso a todas estas fortificaciones, que a día de hoy siguen en uso, todavía quedan restos de la madera que recubría las aperturas de los nidos, y en uno de ellos inscripciones en la piedra con fechas y nombres.

Ladera arriba también se encuentran emplazamientos para cañones, aunque estos no son visitables.

 

Gracias a Joel por tan buen trabajo, y al Ayuntamiento de El Grado por la iniciativa

 

Mercedes Sánchez

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *