¿Reorganización o, más bien, venganza?

Mercedes SanchezNoticias

La “guerra cultural” desatada por la extrema derecha española pretende sacar de la vida pública todo aquello que a ellos les rechina.
Si ya tenemos que convivir, sin ninguna esperanza constitucional, con el capitalismo neoliberal más salvaje, con todo lo que conlleva, ahora nos quieren imponer, como en el más rancio franquismo, como tenemos que pensar, vestir, amar o sentir.
Se trata de eso, de establecer un control social y cultural totalitario.
Con la excusa de luchar contra la “dictadura progre” quieren imponer la dictadura a secas, la de siempre, la de toda la vida.
La memoria histórica, metida por ellos en esa “guerra” les recuerda como fue ese pasado, y prefieren borrarlo para venderse como una opción original y nueva; es una de las razones, aparte del rencor puro y duro, que destilan por todos sus poros, lo que les lleva a la censura, a la irracional caza de cualquier cosa que huela o progre, feminista o sea respetuosa con las opciones sexuales, religiosas o ideológicas.
Hay que decir que, algunos ayuntamientos con mayorías no absolutas de adscripción derechista han sido respetuosos con las otras opciones que no comulgaban con sus propias creencias haciéndolo por bien de la convivencia y el más elemental respeto democrático e institucional, que debe abarcar, en lo público , a todas las opciones.
Otros, sin embargo, parecen haber esperado a tener la más mínima oportunidad para, con la excusa de tener que otorgar competencias a sus más radicales socios, realizar acciones claramente discriminatorias, sectarias y antidemocráticas.
Creo que esa cortedad de miras se está pagando ahora dada la última aritmética electoral.
Esperemos que se den cuenta de que no se puede imponer la ideología propia a toda una sociedad,
en democracia, por el hecho de tener mayorías en sea cual sea la institución; en estas se debe velar por la administración pública para toda la sociedad, no solo para una parte de ella.
No secuestren la convivencia, la cultura, las instituciones ; no se dejen arrastrar por unos nostálgicos y antidemocráticos compañeros de viaje que, esperemos, que más pronto que tarde, no sean más que un mal recuerdo, como lo eran antes y lo volverán a ser.
La sociedad que ha construido la ciudadanía, para todos y todas ha de ser, y quien no lo entienda, debería volver al cubo de la basura de la historia, de donde nunca debieron volver a salir.
Nosotros seremos respetuosos con ellos siempre, desde la democracia, pero han de respetarse las normas que ésta dicta, sino no se puede jugar, sino sería hacer trampas.
El acto de desposeer de un lugar donde poder trabajar por la memoria histórica, como el cedido a la CRMAHU es una incoherencia social que solo demuestra sectarismo, cortedad de miras y una terrible e ilegal falta de respeto a las instituciones sociales sin ánimo de lucro y, sobre todo, a las víctimas de la dictadura.
Esperemos que den un paso atrás y entiendan que así no se construye una sociedad de futuro,
con respeto y convivencia. No unan su futuro a quienes están llamados, de nuevo, a su desaparición.
La democracia y sus valores, no lo duden, acabará triunfando, siempre.

Enrique Gómez

ARMHA

Los compañeros de CRMAHU han sacado un comunicado solicitando nuestro apoyo:

MANIFIESTO
Círculo Republicano Manolín Abad -CRMAHU-

La Junta directiva del CRMAHU quiere manifestar su rotunda oposición  a la inclusión del Centro Raíces en el circuito de Centros Culturales de Huesca por los siguientes motivos:

La decisión fue tomada en el primer Pleno Municipal de la actual legislatura, 6 de julio de 2023, con carácter extraordinario y por el trámite de urgencia, sin informe de los técnicos municipales ni su paso por la Comisión de Cultura.
La aprobación del reglamento de los Centros Culturales en los que se incluye al Centro Raíces es claramente una maniobra política para “razonar” el desalojo de la que lleva siendo la sede del CRMAHU desde el año 2019, con un contrato tipo para uso de locales municipales por parte de las asociaciones culturales y sociales de nuestra ciudad, firmado en su día con el ayuntamiento.
La inclusión del Centro Raíces, a la luz del reglamento aprobado y de la detenida observación del Pleno aludido, adolece de un defecto de forma malintencionado en el que no se le alude más que en una ocasión y se omiten los datos de los detalles de ubicación, metros, equipamiento, etc, como consta en el caso de otros Centros incluidos en el reglamento como el Centro Cívico Santiago Escartín Otín o el Centro Cultural Manuel Benito Moliner. Aparece así como un “pegote” colocado a posteriori de la redacción primigenia de dicho reglamento.
En consecuencia creemos que la actuación municipal no responde a ninguna necesidad urgente de nuevos usos del local sino a una clara desviación del poder municipal que conculca, sobre todo, el derecho de libertad de expresión de nuestra asociación por no ser coincidente con la ideología de la mayoría del consistorio oscense actual.
Por todo ello nos reservamos nuestro derecho de alegación al acuerdo municipal, del que sólo hemos tenido noticia por la prensa y el boletín oficial, siendo nuestra asociación la única afectada por dicha decisión.
Asimismo apelamos al derecho de LIBERTAD DE EXPRESIÓN de nuestra asociación cultural, inscrita en el registro de asociaciones desde el año 2006, y a la defensa de nuestros derechos y principios republicanos y de ejercicio memorialista que venimos desarrollando, como reconoce la actual Constitución Española y la actual legislación.

Por todo ello solicitamos a la ciudadanía en general y a las asociaciones democráticas de nuestra ciudad su adhesión a nuestra repulsa de inclusión del Centro Raíces en el circuito de Centros Culturales de Huesca que supondría de facto el desalojo del Círculo Republicano Manolín Abad, por considerarla un atropello a lo que nuestra asociación significa en la ciudad en concreto desde su fundación y a la LIBERTAD DE EXPRESIÓN en general que se desprende de la actuación municipal en este caso.
También hacemos un llamamiento a las asociaciones republicanas y memorialistas de nuestra nación y de nuestras homólogas en Francia a solidarizarse con este manifiesto de protesta y repulsa que emitimos en Huesca a 23 de julio de 2023.

Junta directiva del CÍRCULO REPUBLICANO MANOLÍN ABAD

Para más info: Carlos Escartín (presidente) 659381666
Email CRMAHU: republicahuesca@yahoo.es

FOTO QUE ILUSTRA EL COMUNICADO:
Julio 2019. Inauguración centro Raíces como sede del CRMAHU.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail