Placa franquista en el centro de Zaragoza

mercedesComarca Central Zaragoza, Publicaciones y ArtículosLeave a Comment

Si vienes a Zaragoza y te alojas en el Hotel Sauce, c/Espoz y Mina en pleno centro, al mirar por la ventana tendrás a la vista un hermoso edificio de 1917, la Casa Marín Corralé, diseñado por el arquitecto Francisco Albiñana Corralé.


Francisco nació en Zaragoza el 29 de agosto de 1887, cursó sus primeros estudios en el Politécnico Nuestra Señora del Pilar y la carrera de Arquitectura en Madrid, la cual la terminó el 16 de noviembre de 1911.

Después de licenciarse regreso a Zaragoza, militó en UGT y en la logia masónica Constancia con el apelativo de Fidias.

Teniente de alcalde en 1919, como arquitecto impulsó la expansión de la ciudad hacia los barrios limítrofes, El Rabal, Venecia-Torrero, San José, Delicias. Destacó en proyectos de vivienda social.

Conocido como “el arquitecto de los pobres”, ejerció gratuitamente en la Escuela de Artes y Oficios de Zaragoza, donó algunos proyectos y apoyo (durante la Segunda República) las huelgas de los obreros de la construcción.

Se interesó por la fotografía, el teatro y la ópera, practicaba el boxeo, el esquí, la natación y la gimnasia sueca. Fue también muy aficionado a las máquinas, en especial a las locomotoras, llegando a manejar el tren de Tarragona a Mora de Ebro, y haciendo faenas de fogonero.

Fué detenido al comienzo de la sublevación fascista y asesinado en Valdespartera el 2 de octubre de 1936.

Su delito, ser masón.

En 2005 se le rindió un merecido homenaje en el Casino Mercantil de Zaragoza, cuya reforma de su fachada acometió en 1911.

Por eso es más sangrante que ese bello edificio, que tiene entrada por Don Jaime I, y que comparte ubicación con la calle Méndez Núñez, este afeado por una placa en honor al golpe fascista.

Según la ley de Memoria Democrática de Aragón, aprobada el 8 de noviembre de 2018:

Artículo 31.— Elementos contrarios a la memoria democrática.

  1. Se considera contraria a la memoria democrática de Aragón y a la dignidad de las víctimas la exhibición pública de elementos o menciones realizados en conmemoración, exaltación o enaltecimiento individual o colectivo del golpe de Estado de 1936 y del franquismo, de
    sus dirigentes o de las organizaciones que sustentaron al régimen dictatorial, tales como:
    a) Placas, escudos, insignias, inscripciones, anagramas y otros elementos sobre edificios públicos o situados en la vía pública.


Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *