Aladren (Dignificación)

mercedesActividades, Campo de Cariñena, Exhumaciones, Noticias3 Comments

Invitados por la alcaldesa de Aladren, Marta Blanco, acudimos al homenaje que se realizó en el cementerio de esa localidad el 19 de septiembre a las 18,30, en reconocimiento de Juan Moreno, Cándido Silva y Benito Alonso. Tres gallegos reclutados por el ejercito sublevado y fusilados por querer contribuir a defender la República.

Aladren es un pequeño pueblo de la Comarca de Cariñena, pero escenario de combates entre fuerzas rebeldes y tropas leales a la república cuenta en su termino con 6 fosas comunes documentadas.

Cuatro de ellas de muy difícil localización, en el campo del Regacho, muy cerca de las primeras casas del pueblo, en La Atalaya, frente a la ermita de la Virgen de las Nieves,  el “Camino de las Saladas”, a unos 500 metros del pueblo, el “campo del Abejar”,

Las otras dos fosas en encontrarían en el interior del cementerio de Aladrén., en una de ella yacerían cuatro soldados rebeldes que fueron fusilados por sus mandos tras un consejo de guerra sumarísimo celebrado en la misma localidad después de haber sido sorprendidos cuando intentaban pasarse al enemigo. Habrían muerto en diciembre de 1936 y enero de 1937. La otra sería de vecinos de Aladren.

En todas ellas se encuentran victimas de los combates.

El 15 de junio de 2010, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, acometió la  la exhumación de tres gallegos del ejercito rebelde fusilados por sus mandos cuando intentaban pasarse al ejercito de la República. La exhumación no dio resultados positivos y los familiares no pudieron recuperar los restos de sus deudos.

El 19 de septiembre de 2018, con el apoyo del ayuntamiento de Aladren, los familiares de estos soldados asesinados, se trasladaron a Aladren para colocar una placa en el cementerio de la localidad.

En el acto han estado presentes Purificación Moreno y Purificación Fernández, hija y nieta de Juan Moreno , y José Alonso Rivero, sobrino de Benito Alonso; que ha acudido con sus dos hijas, Lourdes Alonso y Kontxu Alonso.

No se pierde la esperanza de realizar más estudios en los campos que de los alrededores para conseguir recuperar los restos de aquellos que durante tanto tiempo han estado olvidados.

Con todo el apoyo del ayuntamiento de Aladren cosa que debería servir de ejemplo a todos los ayuntamientos de nuestro país.

Juan Moreno Alegrete

Cándido Silva Toucedo

Benito Alonso Roibero

Fotos: Mercedes Sánchez

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

3 Comments on “Aladren (Dignificación)”

  1. en uno de los fusilamientos (cerca del pueblo) el mando nacional dio una arenga acusando a los condenados de “traidores a la patria” al parecer, el fusilamiento fue público y se convoco al pueblo para dar ejemplo, a los reos se les fusilaba de espaldas, pero uno se volvía gritando viva la republica, por que el no se consideraba un traidor, y lo volvían a colocar de espaldas al pelotón, al final cuando o a la vez que se daba la orden de “fuego” aun se revolvió pero cayo muerto, fue testigo desde una ventana de su casa, Angel Agudo ” el seco” que entonces era niño, y lo habían dejado encerrado en casa sus padres para evitarle el espectáculo, cuando volvieron sus padres lo encontraron llorando, y le renegaron ” la culpa la tienes tu por haber mirao”, yo ya no se si los fusilaron a los tres a la vez o este es el caso de los gallegos, se que mataron a dos mas un tal “capirran” y un tal Carrato de apellido ( hermano de Segunda Carrato), esos los mato un capataz de la carretera ( de origen gallego) a pistola, habían intentado pasarse a zona leal por Villanueva o Tosos, pero alguien, con mala intención los mando que se volvieran, que no les iba a pasar nada, y les dio un nota de (recomendacion , no sabien leer, a estos en cuanto lleguen los fusilas) y a si fue a patadas los llevo (que no quiero ir, que se donde me llevas) mato uno primero y al otro debajo de un árbol ¿cerca del cementerio? – Hay 2 muertos mas , uno herido en el combate de Aladren lo curaron y hasta partio algún almuerzo con Angel el seco, pero al final “los falanges lo mataron”, hay otro enterrado a unos 100 metros detras de la vitge, ese lo cazaron cuando se retiraba al anochecer después de haber estado tirando agazapado desde la posición (debía ser de Herrera porque amenazaba a uno de la posición al que debía conocer Y le amenazada agazapado “fulano teme voy a comer las oregicas” al intentar retirarse lo cazaron y esta enterrado allí mismo-
    en fin cosas tristes, espero que sirva de algo, me lo contaron de primera mano aunque los declarantes que lo vivieron están muertos por edad

    ngel

    1. Gracias Alfonso por tu testimonio. Claro que vale, todo lo que sea recordar ese pasado tan oculto durante tanto tiempo.
      Salud y Memoria

  2. El tiempo pasa inexorablemente, y si no se ponen medios, 82 años después poca gente quedará con ganas suficientes como para reclamar que se busquen y se entierren con dignidad los restos de sus familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *