Tercio de Sanjurjo

mercedesNoticiasComentar

Monolito en memoria de los navarros del Tercio de Sanjujo.

El sábado 27 de octubre a las 12,00, el Gobierno de Navarra inaugurara un monolito en el cementerio de Torrero de Zaragoza.

En memoria de los navarros del Tercio de Sanjurjo que, víctimas de la violencia y la injusticia del franquismo, fueron asesinados en octubre de 1936, y en reconocimiento a los familiares que los exhumaron en este cementerio de Torrero en 1979, por su contribución a la memoria.

Hagamos un poco de historia:

El 30 de agosto de 1936 las emisoras de Zaragoza realizaban el siguiente llamamiento para el alistamiento:

Los que os encontráis nutriendo las filas del ejército, los paisanos que por amor a la Patria esáis dispuestos a los mayores sacrificios, los que soñéis con una España grande y próspera, podéis ingresar desde hoy, en la Segunda Bandera de la legión General Sanjurjo, (Palafox) cuya creación se inicia ante el gran número de los que solicitan formar parte de sus filas, acudiendo el banderín de enganche que es establece en el Castillo de la Aljafería, Cuartel del Regimiento de Infantería Aragón, nº 17

Las Banderas estaban formadas por tres compañías de fusiles, una de ametralladoras y sus servicios auxiliares. Un total de 700 hombres. Al mando estaba el comandante Amado Lóriga

Se constituyó el 1 de septiembre de 1936 en homenaje al general José Sanjurjo, muerto en accidente aéreo cuando iba a encabezar la sublevación del 18 de julio, con el fin de socorrer la zona del frente de Aragón

En la nueva unidad fueron obligados a alistarse originalmente unos 600 izquierdistas aragoneses, riojanos, sorianos y navarros a los que se les ofrecía así salvar su vida, invitándoseles a alistarse para no ser fusilados.

Fueron enviados a Almúdevar el día 29 o el día 30. A la mañana siguiente,antes de entrar en combate, toda la unidad fue devuelta a San Gregorio, siendo desarmados y encerrados. Entre el día 2 y el día 9 de octubre se producirían fusilamientos masivos en grupos de veinte individuos. En el mismo campo de a San Gregorio, a quinientos metros de la Academia General Militar. Los cadáveres fueron llevados hasta el cementerio de Torrero. Los asesinados serían entre 300 y 400.

Según contó un superviviente, que logró huir justo antes de ser fusilado, los soldados fueron encerrados en sus barracones y sacados por grupos, los cuales fueron fusilados en la parte trasera de la Academia. Así estuvieron varios días. Cuando acabaron los enterraron a todos en una fosa común en el cementerio de Torrero.

Hay varias versiones para ese fusilamiento masivo,  el descubrimiento de un plan de deserción colectiva, o fué un pretexto porque se desconfiaba  de los subordinados , para dar así un castigo ejemplar?

Se cree que los asesinados navarros fueron 225, pertenecientes a 22 localidades. Ablitas, 2;Andosilla, 16;Arróniz, 2;Cadreita, 6;Cárcar, 18;Carcastillo, 7;Estella, 1;Funes, 4;Lerín, 1;Lodosa, 21;Marcilla, 14;Mélida, 16;Mendavia, 2;Monteagudo, 3;Murillo el Fruto, 12;Olite, 14;Peralta, 1;Pitillas, 13;Sangüesa, 15;Santacara, 4;Sartaguda, 44;Sesma, 2;Tafalla, 2;Ujué, 5.

En febrero de 1979, se realizo una exhumación de los restos, que se encontraban en cajas amontonadas una encima de otra, en varias hileras. Los restos de 175 navarros y riojanos asesinados por falangistas en la Segunda Bandera de la Legión Sanjurjo,  pudieron ser recuperados por sus familias.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *