Cumplir las sentencias judiciales no le importa al Abad del Valle de los Caidos

mercedesNoticiasComentar

D. CHICSClB

El prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, sigue obstaculizando la exhumación amparada por la Justicia de los restos de doce asesinados durante la represión franquista. Entre ellos se encuentran dos hermanos anarquistas que fueron fusilados en Calatayud. En un recurso de alzada ante el Ministerio de Presidencia reprochó que las órdenes de Patrimonio Nacional para autorizar la entrada de técnicos en el enclave se realizaron «a sabiendas de que es una falacia» la declaración de cementerio público del mausoleo en el que reposan los restos del dictador Francisco Franco y de Primo de Rivera, según se argumentó en la sentencia favorable.

En el texto –presentado el pasado junio, pero dado a conocer ayer por el abogado de los familiares, Eduardo Ranz– el responsable religioso trata de desmontar los fundamentos con la insinuación de una prevaricación por parte del consejo de administración de Patrimonio Nacional.

El prior considera «gravemente lesivas de los derechos e intereses legítimos» de la abadía permitir la entrada de los técnicos del instituto Eduardo Torroja y de un grupo de forenses como estaba previsto para noviembre.

Cantera asegura que tiene encomendada la «protección y salvaguarda» de los intereses de los allí enterrados y en especial «de la sacralidad de reliquias de beatos y mártires con causa de canonización abierta».

La argumentación incluye una detallada muestra de documentos en los que, en su opinión, se acredita su condición de templo «con destino al culto católico», incluyendo una referencia al decreto del 1 de abril de 1940 sobre la construcción del enclave en la que se define el Valle de los Caídos como «templo glorioso de nuestros muertos» y como «digno marco al campo en que reposan los héroes de la cruzada».

Cantera argumenta en el recurso que «taladrar muros abriendo huecos» sería un delito de profanación de cadáveres al producirse en un templo católico protegido por la ley de libertad religiosa y al no haber recibido los equipos se exhumación ni un permiso expreso de los familiares ni de los responsables de la abadía. Además se llega a insinuar que algunas de las víctimas que se pretende recuperar no estarían enterradas en el lugar señalado.

El prior asegura igualmente que han recibido cartas «de familiares de caídos inhumados en el Valle» oponiéndose expresamente a cualquier intervención «que pudiera afectar a los restos de sus fallecidos»

El prior del Valle de los Caídos deberá declarar ante el Senado el próximo 12 de marzo para explicar su posición ante las sentencias judiciales. Lo hará junto al abogado de los familiares y los dos recibieron ayer la citación oficial para la comparecencia. Ante la posibilidad de que no acuda a la cita, Ranz recordó que si falta «será peor para los españoles» ya que estará poniéndose en contra de la democracia. También consideró que cuando se aclare finalmente el proceso alguna institución en la Iglesia católica debería «pedir disculpas».

http://www.elperiodicodearagon.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *